Hablar de Dios

Yo sé que hablar de Dios no está de moda.

Dar gracias por la Vida suena raro.

Mirando al Cielo grito sin reparo

que mi mundo sin Ti no se acomoda.

Dejadme que hable con Dios

por poco interés que prenda

entre los nuevos decentes

esa vieja distracción:

la del calor sin medida

que no espera recompensa

pero paga con Amor,

la que aparta la violencia,

la comunión en largueza

y el abrazo con tesón.

Hablar con Dios en la escuela,

en el trabajo, en la cancha,

en la calle, en las tabernas,

en la alegría, la tristeza,

el disfrute y el dolor.

Dame fuerzas, Señor, yo te doy gracias,

pido perdón por lo que no he querido.

Sin Ti, Jesús, la vida se desgracia.

Vivir sin Ti sería no haber vivido,

la apuesta eterna, una completa farsa,

hablo de Dios porque me lo has pedido.

– Fernando Romero Barrero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: